Un desarrollo a medida

world2

En esta era digital, toda empresa se encuentra con la necesidad de contar con un sistema informático que le permita recoger, almacenar, consultar, modificar, analizar e intercambiar datos.

Un software hecho a medida es un software que se gesta, desde la raíz, como respuesta a necesidades prácticas bien conocidas de su empresa y no en base a supuestos teóricos o casos generales como ocurre con el software enlatado.

El cliente consigue una herramienta que conoce bien, sabe utilizar en su totalidad y le resulta intuitiva, puesto que ha participado en todas las etapas de su desarrollo.

Desarrollar herramientas informáticas específicas para su empresa impacta en ella de tres maneras muy importantes:

  • Normalización de los procesos productivos

    El desarrollo de herramientas de software a la medida de su empresa le ayudará a definir mejor sus procesos productivos y garantizar que se ejecutan según su diseño original, incluso aunque pase el tiempo y cambien las personas implicadas en ellos.
    Su conocimiento y sus decisiones estratégicas quedan establecidos e implementados mediante programas. Así, su empresa se verá menos perjudicada por la inevitable rotación de recursos humanos y dependerá menos de la bondad de su equipo..
    A través del Software usted podrá comprobar con certeza que todo transcurre según lo previsto y reducirá el número de contratiempos que retrasan o incluso atoran su empresa.

  • Ahorro de horas / hombre

    Si su empresa trabaja con una base de datos y/o intercambia información con otros sistemas de datos, puede ahorrar muchas horas/hombre implementando herramientas que le permitan: eliminar duplicidades en sus datos, automatizar cargas/descargas de datos procedentes de/a otros sistemas, automatizar comunicaciones comerciales o de marketing, obtener nuevos informes rápidos y configurables y un largo etc.

  • Mejor servicio al cliente

    Mediante herramientas de consulta on-line, automatización de respuestas y procesos comerciales, etc., su empresa conseguirá dar una respuesta más ágil a sus clientes, estar más cerca de ellos, dar una imagen de seriedad y competencia y fidelizar; y un cliente satisfecho es la base fundamental que nos distingue de la competencia.